Proyectos productivos

A través de
empresas rurales

Modelo de Intervención

La Educación Social Básica, como llamamos a nuestro modelo educativo, es un proceso de carácter continuo,
sistemático, flexible y práctico que conlleva lo siguiente

Educampo concibe el desarrollo como un asunto humano en el cual está implicado no sólo el contexto social, económico y político en el que vive la persona, sino también los valores y las actitudes de todos los sectores de la sociedad. En Educampo creemos que la base para alcanzar un desarrollo óptimo es el crecimiento de los individuos a partir de una clara conciencia de su contexto y su activa participación en la construcción de su comunidad y de la sociedad.

Nuestro modelo de intervención busca que las personas aprendan a conocer su realidad, a analizarla críticamente, tomar conciencia y ponderar racionalmente sus opciones individuales y colectivas para transformarla.

Se trata de un modelo integra tres componentes base: la organización, un proyecto productivo y la educación; a través de ésta última se propician conocimientos y habilidades que detonan el pensamiento crítico y actitudes coherentes en la persona, se rompe su resistencia al cambio y logramos que se involucre activamente en los procesos hacia el desarrollo propio.

La Educación Social Básica, como llamamos a nuestro modelo educativo, es un proceso de carácter continuo, sistemático, flexible y práctico que conlleva lo siguiente:

Las personas

Respeto de la personalidad, cultura, habilidades y conocimientos del campesino.

Nuestra relación

Establecimiento de una relación horizontal entre el promotor y el campesino.

Valores

Reforzamiento de valores humanos que derivan en actitudes y conductas positivas.

Productividad

Un enfoque productivo y organizativo para cada proyecto.

Nuestros Programas

Basados en la Educación Social Básica, cada uno de nuestros Programas tiene un objetivo definido

El Programa Educampo tiene por objetivo, mejorar la productividad de pequeños agricultores de granos básicos, a través de la organización, uso de tecnología, esquemas de financiamiento, articulación con el mercado y educación social básica, contribuyendo así, a mejorar las condiciones de vida de los productores y sus familias, propiciando arraigo al campo mexicano, con una perspectiva empresarial. Inicio en 2007 en Chiapas y debido a su eficacia, fue replicándose gradualmente en los estados de Veracruz, Campeche y Yucatán; durante el periodo que ha operado el Programa, ha beneficiado a más de 13 mil pequeños productores y alrededor de 39 mil personas de manera indirecta. El Programa trabaja con pequeños productores de granos, principalmente maíz, soya y sorgo.

Con los servicios que brinda Educampo, el pequeño productor desarrolla habilidades y competencias que le permiten aumentar el rendimiento productivo de sus parcelas (45% más de ton/ha), reducir costos de producción de hasta un 30%, establecer acuerdos formales de venta con mejores condiciones, y finalmente, obtener mayores utilidades al momento de recibir sus ingresos. Esto, entre otros muchos beneficios.

“En Pro de la Mujer” fue implementado por primera vez en Oaxaca, con el apoyo de Fundación Wal-Mart de México y Fundación ADO, logró mejorar las condiciones de vida de 400 mujeres integradas a 22 grupos de trabajo y a 346de sus hijos, quienes alcanzaron índices nutricionales adecuados a su edad.

Por los exitosos resultados, en 2011 se replicó en Yucatán con ayuda de W.K. Kellogg Foundation y hasta ahora 200 mujeres mayas han emprendido actividades productivas y 142 menores de 12 años se benefician y tienen mejores hábitos alimenticios. En 2012, con apoyo del Gobierno del Estado deCampeche e instituciones educativas locales, el programa se replicó enCampeche, donde se capacitaron a 304 mujeres para realizar actividadesproductivas y se mejoró la salud de 87 niños y niñas.

El Programa Integración de Pequeños Productores a Sistemas de Comercialización, desde el 2013, promueve el desarrollo de capacidades organizativas, administrativas, productivas y comerciales de Pequeños Productores de las líneas productivas Mango y Plátano en la región del Soconusco Chiapas.

Línea Productiva Plátano (Variedad Chifle, tipo Macho)

 

o   3 Grupos conformador por 62 Productores

  • Incremento productivo del 40% (Aun mejorable en un 28% más de acuerdo al potencial máximo productivo de la zona)
  • Calidad de exportación
  • Se comercializa con la empresa Trechas Brand con una mejora en el precio del 158% (respecto al precio local)

 

Línea Productiva Mango (Variedad Ataulfo)

 

o   7 Grupos conformados por 98 Productores  

  • Incremento productivo del 40% (Aun Mejorable en un 25% más de acuerdo al potencial máximo productivo de la zona)
  • Calidad suprema, la más alta de las calidades bajo los criterios de walmart
  • Se comercializa con la Cadena Walmart bajo el programa de “Inclusión de pequeños productores” con una mejora en el precio del 215% (respecto al precio local).

Mediante el Proyecto Productivo se atiende la dimensión económica del desarrollo rural

Se reconoce la importancia que tiene para satisfacer las necesidades básicas de las familias rurales, mediante la generación de ingresos y fuentes de empleo; pero también se trabaja en otras dimensiones: lo social, lo cultural y lo ambiental, ya sea a través de la Fundación o creando sinergia con otras instituciones.

Es a través de la creación de empresas rurales como se cristaliza este componente.

Casos de éxito

Desde hace más de 50 años hemos formado empresas productivas, conoce algunos casos.

Aliados

Agradecemos a nuestros aliados el compromiso con el desarrollo rural de México.

Dona al campo

Tu contribución ayuda a que lleguemos a más familias