¡Vámonos de día de campo!

Comparte

Realidad a la que se enfrentan los agricultores mexicanos

“¡Vámonos de día de campo!”, es una invitación positiva que deseamos para los fines de semana; para los habitantes de las zonas urbanas ir al campo representa un espacio y tiempo de recreación y relajamiento.

Sin embargo, vivir en el campo implica otra realidad; a pesar de ser un sector rico en recursos naturales, en tradiciones y costumbres y de gente emprendedora, se enfrenta a diversos obstáculos día con día, entre ellos: a la incertidumbre del clima que puede beneficiar o afectar sus cultivos, con ello su trabajo y economía para mantener a su familia; a la falta de servicios de salud que afecta su calidad de vida; a la falta de oportunidades de educación y trabajo y, que suelen desencadenar la migración, entre muchas problemáticas más.

La pobreza a la que se enfrenta el campo se puede modificar, si como sociedad nos damos cuenta de la importancia que tiene éste en nuestras vidas.

5 consejos para mejorar el campo 

Ir a artículo